Tirar la toalla

Todos en algún momento de la vida hemos querido tirar la toalla. Momentos dónde pierdes la motivación, dónde la situación te supera y sientes que no puedes más. Son momentos en lo que lo único que quieres es volver a sentirte bien y quitarte esta presión de encima.

Pasa en la vida y en los negocios. Desde un examen, a una competición a un emprendimiento. Las situaciones que pueden superarnos son muchas y lo más fácil (y no siempre lo conveniente) es tirar la toalla y volver a la zona de confort.

Si en la vida ya pasa, sucede todavía más cuando arrancas un negocio y por más que te esfuerzas no ves que acabe de despegar y volar.

Ves como tus ahorros se van, como se te acerca el día en que se te acaba el paro o como te estás quedando sin el préstamo que pediste. Por no hablar de la frustración e impotencia de no conseguir nuevos clientes.

Entiendo perfectamente la situación, porque cuando llegué a Andorra todo eran dificultades y los primeros meses me sentí así muchos días.

Buscando soluciones para mi malestar, desarrollé una técnica para superar estos momentos difíciles y quiero aquí compartirla contigo.


Qué hacer cuando quieres tirar la toalla

Uno de los pasos más importantes cuando quieres tirar la toalla es tomar conciencia de lo que sientes y aceptarlo.

Parece algo simple, pero no lo es, porque como seres humanos tendemos a huir de las emociones negativas, buscando la vía de escape más cercana.

Estar en el aquí y ahora con nuestro malestar es un elemento imprescindible para superar estas crisis, porque estar presente te permite reconocer lo que sientes y aceptarlo, por muy desagradable que sea.

Una vez aceptamos que nos sentimos así, podemos aplicar la técnica en tres pasos que te comentaba. Deseo te ayude tanto como a mí.


Técnica para superar el deseo de tirar la toalla

La técnica para superar el deseo de tirar la toalla se basa en un método que te permite entrar en tus miedos y deseos más profundos ¿Por qué te digo de entrar en tus miedos y deseos más profundos? Porque es aquí donde se encuentra lo que te mueve y paraliza.

Es donde se haya tu mayor poder y tu mayor freno. Y sin saber esto es muy difícil superar los momentos de crisis.

Así, la técnica para superar el deseo de tirar la toalla se basa en estos tres pasos:

  1. Dar nombre a tu miedo paralizador
  2. Conocer tu miedo movilizador
  3. Conectar con tu deseo más profundo

Vamos a verlos.

Tirar la toalla o lograr los sueños


Paso 1. Dar nombre a tu miedo paralizador

Un miedo paralizador es aquel que te bloquea e impide avanzar. Aparece en momentos de crisis y su efecto es tan fuerte que la única vía de escape parece tirar la toalla.

Muchas veces ni siquiera es racional, pero despierta en ti una cadena de emociones tan fuerte que ni siquiera puedes distinguirlo.

Tu miedo paralizador responde al por qué quieres tirar la toalla. Es algo que te genera un nivel de malestar o ansiedad que te supera. Sientes que no puedes y que lo mejor es dejarlo.

Para saber cúal es tu miedo paralizador necesitas contestar a esta pregunta

¿Qué es lo PEOR que puede pasar?

Es algo que te afecta en primera persona. Puede que te quedes sin dinero para dar de comer a tus hijos, o que pierdas tu libertad al tener que volver a un trabajo de asalariado o que tengas que volver a una situación pasada que te aterroriza.

Sé que este ejercicio no es nada agradable, pero créeme, en esta vida tienes mucho más poder de acción cuando eres consciente de tus miedos.

Te garantizo que este miedo paralizador te va a llevar a conocer a tu miedo movilizador, que es un miedo que te impulsa y anima a seguir adelante.


Paso 2. Conocer tu miedo movilizador

Aprendí de Jürgen Klaric la diferencia entre estos dos miedos y para mí hubo un antes y un después, porque uno te frena y el otro te impulsa.

Para encontrar tu miedo movilizador tienes que ir un paso más allá y preguntarte esto:

¿Y qué pasa si pasa lo peor?

Y en esta respuesta está la clave para encontrar tu miedo movilizador.

Veamos un ejemplo.

Cuando llegué a Andorra y empecé de cero, mi miedo paralizador era perder mis ahorros y quedarme sin dinero. Eso era lo peor que me podía pasar.

Me pregunté entonces: ¿y qué pasa si me quedo sin dinero? La respuesta era que perdía mi libertad, teniendo que cerrar la empresa y coger un trabajo en Andorra, ya que en este país por permisos de trabajo y residencia no se puede tener una sociedad abierta y trabajar por cuenta ajena.

Esto para mí significaba dos cosas que no quería: 1) haber de coger un empleo y 2) haber de dejar a mi perro todo el día solo en casa.

¿Cuál era entonces mi miedo movilizador? Perder mi libertad. Porque sin mi libertad perdía el estilo de vida por el que tantos años llevaba luchando.

Y aquí esta la clave. Si pensaba en que me quedaba sin dinero me bloqueaba (miedo paralizador), pero si pensaba que perdía mi libertad me movía para encontrar nuevas oportunidades (miedo movilizador).

Así, tu miedo movilizador te permite encontrar una motivación muy grande para superar todas las dificultades y no tirar la toalla, porque conecta con tu esencia y tus valores.


Paso 3. Conectar con tu deseo más profundo

Una vez ya sabes cuál es tu miedo movilizador, el último paso es conectar con tu deseo más profundo, porque este te va a impulsar a hacer realidad tus sueños.

Una de las mejores formas que he encontrado para conectar con mis deseos más profundos es con un método que descubrí en el libro Will it Fly de Pat Flynn, y es este:

Imagínate que han pasado 5 años y tu vida va viento en popa. Las cosas van tan bien que te es imposible imaginar que las cosas puedan ir mejor.

Estás en el aeropuerto y te encuentras a un amigo al que hace mucho tiempo que no ves y con quien tienes absoluta confianza.

Este amigo te dice: “¡Estás estupendo! ¿Qué es de tu vida?”. Tienes todavía media hora antes de embarcar, así que vais a tomar un café y le explicas cómo es tu vida ahora. La pregunta es:

¿Qué le dices? ¿Qué es lo que hace que tu vida ahora sea tan estupenda?

Para que este ejercicio sea efectivo es muy importante que te imagines que ya han pasado estos 5 años y todo va de maravilla.

Este ejercicio te sirve para tomar conciencia de qué es lo verdaderamente importante para ti. Porque eso te permite conectar con tus valores y tu visión del éxito.


La solución a cuando quieres tirar la toalla

Si detectas tu miedo paralizador, tu miedo movilizador y tu deseo más profundo, tienes ya los tres ingredientes básicos para superar el deseo de tirar la toalla.

Tu miedo paralizador es el que te frena, con lo que solo has de observarlo y dejarlo ir. Cómo no se va a querer ir por las buenas (los miedos son así), lo que necesitas es conectar con tu miedo movilizador y tu deseo más profundo.

Volvamos al ejemplo:

Si mi miedo paralizador era quedarme sin dinero, lo que necesitaba hacer en ese momento era conectar con el motivo por el qué hago lo que hago, mi por qué.

Y este por qué me lo daba mi miedo movilizador (mi deseo de libertad) y mi deseo más profundo (tener el estilo de vida por el que tanto he luchado).

Así, transformé ese miedo que me frena por uno que me impulsa.

Y esta es la solución a los momentos que quieres tirar la toalla: conectar con tu por qué, con lo que te mueve y te impulsa, con la verdadera razón por la que empezaste.


Y tú, ¿qué miedo tienes?

Si has leído hasta aquí es porque tú también tienes un miedo que en más de una ocasión te paraliza y te lleva a querer tirar la toalla. ¿Cuál es tu miedo? Me encantará leer tu respuesta.

2 Comentarios
  1. Buenos días soy jackeline la verdad tengo 19 años soy estudiante pero siempre problemas familiares como jóvenes cometemos errores y la verdad es que mis padres fueron esos miedos a querer seguir adelante por que yo quiero mi libertad y llegar lejos pero por mi propia cuenta ellos quieren que este a su lado. Pero también hay veces que me dicen que me vaya y yo lo quiero hacer con gusto pero no puedo porque siento que ellos me harían algo como denunciarme o algo así. Estoy pasando por una situación muy delicada no se que hacer. Necesito de su ayuda Gracias.

    • Autor
      Sandra Guerrero Sanmarti 4 semanas

      Hola Jackeline,

      me encantaría poder ayudarte, pero no soy psicóloga ni puedo dar mi opinión en un tema tan delicado sin conocerlo a fondo. En cualquier caso, creo que es importante que hables con tus padres y escuches por qué te quieren cerca. Intenta explicarles desde el cariño por qué motivo tú prefieres irte. Lo dicho, esto es mejor que lo hables con un profesional o alguien que conozca muy bien la situación.

      Un abrazo,
      Sandra

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 DESPEGA & VUELA | Información Legal | Contacto

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?